Spirulina; beneficios y propiedades que debes saber

Un superalimento, así es como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de Naciones Unidas (ONU) definen la spirulina.

La spirulina, o espirulina (Spirulina maxima), es un alga unicelular con forma de espiral, de ahí que tenga este nombre, y que tiene un color azul verdoso gracias a la clorofila y ficocianina que esta contiene.

Cada vez son más los que incluyen esta alga en su dieta y es que debemos saber que cuenta con muchos elementos nutritivos como las vitaminas, minerales, ácidos grasos esenciales, proteínas, ácidos nucléicos (ADN y ARN), clorofila y numerosos fitoquímicos. Además también las proteínas de la alga son mucho más digeribles que las proteínas que aporta la carne de vacuno.

La Spirulina, a pesar de haber tardado mucho tiempo en introducirse en el mercado y la sociedad, es un alga que cuenta con alrededor 3.500 millones de años, convirtiéndose en una de las plantas más antiguas del mundo y a su vez también una de las más pequeñas. Ya los antiguos mayas la recolectaban y consumían convirtiéndola en uno de los alimentos principales de su dieta.

Como la mayoría de vegetales, las algas sintetizan los ácidos grasos esenciales, lo que las convierte en grandes proveedoras de poliinsaturados para el reino animal, donde se incluirían tanto peces como humanos. Además, y gracias a que su crecimiento se lleva a cabo en lagos alcalinos, esto impide el desarrollo de otros organismos vivos. Por lo tanto, este simple hecho hace de la spirulina un producto muy efectivo y a su vez confiable, ya que en las aguas alcalinas no suele haber bacterias.

Son muchas las propiedades que han hecho que la spirulina se convierta en un superalimento y pase a ser indispensable en la dieta de muchos. A continuación os indicamos algunas de estas.

 

Propiedades de la spirulina

Debido a sus componentes, y todavía faltan muchos por descubrir, la spirulina se considera una de las fuentes naturales con más proteínas. Alrededor del 70% de su peso lo componen aminoácidos. Contiene 21 de los 23 aminoácidos esenciales, entre los que se destaca el triptófano y la fenilalanina.

Como indicamos anteriormente, el alga espirulina cuenta también con una gran cantidad de ácidos grasos esenciales (AGE), entre los que están omega 3 y 6 y se destaca el GLA (gamma-linolénico).

Por lo que a los azúcares se refiere, cuenta con entre un 15 y 25% de azúcares, lo que permite aportar energía de forma rápida pero a la vez sin dañar el páncreas ni dar lugar a hipoglucemia. Es tan poco el nivel de azúcares de la espirulina que 10 gramos de esta nos aportará tan solo 36 calorías.

También las vitaminas son grandes protagonistas en el alga espirulina y es que cuenta con vitaminas A, B2, B2, B5, B6, ácido fólico, E y H y es una de las fuentes naturales más ricas en vitamina B12. Por lo tanto, todas estas hacen de la espirulina un complemento alimenticio perfecto para combinar en las dietas vegetarianas.

Por lo que a los minerales se refiere, la spirulina cuenta con un alto nivel de hierro asimilable, calcio, fósforo, manganeso, magnesio, selenio, cromo, potasio, cobre, zinc, germanio y sodio.

Todas estas propiedades unidas permiten que la spirulina aporte grandes beneficios a nuestro organismo, convirtiéndose por eso en un superalimento.

 

spirulina en polvo

Beneficios de la spirulina

  • Gracias a su contenido de Fenilalanina, la cual actúa directamente en el hipotálamo haciendo disminuir las ganas de comer a nivel cerebral, la spirulina es un perfecto reductor del apetito natural.
  • La Ficocianina, Beta caroteno, Superóxido Dismutasa y la Vitamina E son grandes antioxidantes. Por lo tanto, la  spirulina previene el envejecimiento acelerado además de ayudar a la prevención de cáncer y estimular el sistema inmunológico.
  • Ayuda a controlar los niveles de azúcar en sangre, por lo que puede ser un complemento natural ideal para diabéticos.
  • Aporta una gran cantidad de Hierro, ácido fólico y vitamina B12, lo que permite combatir la anemia y mejorar la circulación sanguínea.
  • Actúa como vigorizante natural tanto en niños como adultos y ancianos.  
  • Gracias al poder desintoxicante de la clorofila, ayuda a disminuir el efecto tóxico en los riñones provocado por metales pesados así como por el consumo de medicamentos.
  • Ayuda en las digestiones así como mejorar la flora intestinal.
  • La gran cantidad de ácidos poli ayuda a bajar los niveles de Colesterol.
  • La clorofila, los polisacáridos, las enzimas, la fenilalanina y el cromo que contiene el alga spirulina ayudan a reducir el peso.
  • Sus aminoácidos niacina, valina isoleucina y leucina que contienen las vitaminas B2, B3 y el zinc, permite activar las funciones cerebrales.
  • Los minerales de fácil absorción como son el magnesio, calcio, potasio, zinc y fósforo ayudan a prevenir la osteoporosis.
  • Ayuda en aquellas personas que sufren problemas de pancreatitis, hepatitis y Cirrosi.
  • Gracias a las vitaminas E y B6 y al silenio que contiene la spirulina, esta ayuda al sistema cardio-vascular.
  • Previene aquellos dolores causados por artritis y reumatismo gracias a los antioxidantes que lo componen.
  • También sus minerales, vitaminas, ácidos grasos, aminoácidos, proteínas y sustancias fotoquímicas ayudan a potenciar la energía sexual, memoria y la vitalidad.
  • La spirulina ayuda a prevenir y mejorar los problemas ópticos gracias a los carotenoides y riboflavina.

spirulina comprimidos

Como podéis comprobar, la spirulina cuenta con múltiples propiedades y a su vez infinitos beneficios. Además, esta se puede tomar de diferentes formas. Entre los formatos más tradicionales encontramos la Spirulina en comprimidos, aunque también se puede conseguir en tabletas o en polvo para añadir a los platos y darles solo un toque de sabor sino también un toque de salud. Y tú, ¿cómo la tomas?